lunes, 1 de octubre de 2007

HOMENAJE A WAGNER


4 comentarios:

Durrell dijo...

Es tremendamente original, me gusta. Y me ha traido al recuerdo el castillo de Neuschwanstein, el ensueño de un principe enamorado de la obra de Wagner. El cisne, el animal preferido por Luis II, como no.

Un saludo :)

Yayi dijo...

Solamente una palabra: sublime.
Me encantan la paletas que has elegido, el ocaso es un momento tan triste y a la vez hermoso. Besos!

Micaela Riberaz dijo...

En esta pintura hay contención, delicadeza, hálito. Movido por su mano. BYE BYE

Fede dijo...

Amigo Pablo, Tu cuadro me ha traído a la memoria un libro que he recensado hace poco tiempo en mi blog escrito por Martín Gustavo Garzo. Está situado en Burgos, en una laguna hipotética y la música de Wagner y en particular la ópera Lohenring y los lied "Winterrise" Si no has leído el libro es como si lo hubieras experimentado telepáticamente. Me ha encantado. He visto en tu cuadro condensado todo el romanticismo de la novela